<h1>Despacho de abogados en León. Somos especialistas en: Contratos, arrendamientos, divorcios, despidos, accidentes de tráfico, etc.</h1>
<h1>Despacho de abogados en León. Somos especialistas en: Contratos, arrendamientos, divorcios, despidos, accidentes de tráfico, etc.</h1>
  • Noticias

    Ultimas Noticias

Los abogados y el teletrabajo. ¿Han venido para quedarse?

La pandemia del COVID-19 va a cambiarnos la vida, y uno de estos cambios es el trabajo que realizamos desde nuestras casas, eso que se veía casi imposible, está aquí de repente y con ganas de quedarse.

Los abogados también sucumben a esta nueva forma de trabajar, y por tanto la idea de esta publicación, es informar que el teletrabajo va a formar parte de la «nueva normalidad» y puede llegar a establecerse como algo permanente en nuestras vidas, pero no sin antes adaptarnos definitivamente a esta nueva tarea. Afrontar una serie de cuestiones que pueden mejorar nuestro día a día laboral.

Los despachos profesionales de abogados se han tomado muy en serio la opción de trabajar desde los hogares, a pesar de que este sector tiene una importancia relevante en lo que al trato personal se refiere. Muchos de estos despachos  están descubriendo que se puede trabajar desde casa sin necesidad de presentarse en su lugar habitual de trabajo, obteniendo igualmente un rendimiento adecuado.  

Pero para que esto se cumpla deben de tener unos hábitos en la  jornada laboral doméstica.

No descuidar la imagen

El perfil del abogado/a se asocia rápidamente a un vestir elegante, discreto y correcto, pero esto puede cambiar teniendo en cuenta que ahora se trabaja desde casa y no es tan necesario. Aún así, se deben de mantener las formas y a la hora de tener reuniones telemáticas con clientes deben de cuidar su aspecto y su vestimenta.  No olvidemos que “el hábito hace al monje” y la buena presencia es un punto a favor de cara a mantener una buena imagen.

Limitar horarios

Los abogados suelen pasar muchas horas delante de las pantallas realizando escritos de demandas, contestaciones, plazos, emails… un largo etcétera que obligan a cumplir horas y horas, pero, esto no es una excusa para alargar la jornada, más bien, debe de ser una obligación el marcarse unos horarios de trabajo y así delimitar la jornada laboral y el tiempo libre.

Hacer ejercicio

Uno de los beneficios de marcar unos horarios es tener tiempo para hacer otra de las cosas que  van a permitir equilibrar el día a día, y que no es otra cosa que el ejercicio. Ahora que ya estamos en fase de desescalada, se deben aprovechar las horas del día que permiten practicar algo de deporte o similar.

Reforzar el compañerismo

Acostumbrados a la vorágine de interactuar con clientes, compañeros y con el resto del personal del despacho, ahora, nos encontramos más solos que nunca, por eso es fundamental no perder el contacto con nuestros compañeros de profesión y realizar charlas con ellos. De este modo no nos sentiremos tan aislados y mantendremos experiencias y conversaciones que nos pueden ayudar en nuestro propio desarrollo profesional y laboral.

Redes sociales y empatía con los clientes

A todos no ha pillado de sorpresa esta situación, pero no por ello debemos abandonar las relaciones personales, sino que debemos de potenciarlas incluso más, recordando a nuestros clientes que somos juristas, pero que también somos seres humanos igual de afectados que ellos. Ahora que el teletrabajo nos permite estar más tiempo si cabe conectados  a los ordenadores y a las redes sociales, es el momento de pasar revista y de actualizar nuestros perfiles y dar un mayor protagonismo a nuestra marca personal.

Internet:

Contacto:

C/ del Carmen, 7, 2º
Oficina 7
24001 León
Telf: 987 875 806

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies